Tú eres la única que puede decidir si desea o no, cuándo y cuántos hijos tener. Disfrutar la sexualidad es un derecho, hacerlo con responsabilidad es posible y nuestro personal médico especializado te orientará.